feb 5

 
Cecilie Skog y Ryan Waters consiguen la primera travesía de la Antártida en completa autonomía

Anteriormente se había hecho pero usando kites. 99 años después de que Roald Amudsen alcanzara el Polo sur, la noruega Skog (superviviente de la tragedia del K2 en 2008, en la que hizo cima) y el americano Waters cruzan el continente antártico sin ningún tipo de asistencia externa y sin emplear la fuerza del viento con cometas. Comenzaron el 13 de noviembre en la isla Berkner y el 21 de enero alcanzaron la plataforma de hielo Ross. El 31 de diciembre llegaban al polo sur


Muy pocos han cruzado el continente antártico de costa a costa. Los que lo habían hecho hasta ahora habían contado con asistencia, o bien habían usado kites, cometas de viento que facilitan el esfuerzo y reducen en mucho el tiempo de travesía, ya que permiten alcanzar velocidades de vehículo. Ha habido que esperar casi un siglo desde que Roald Amudsen conquistara el polo Sur para que otra ciudadana noruega, acompañada por un americano, haya cruzado la Antártida de costa a costa en plena autonomía.

Cecilie Skog, de 35 años, es recordada por alcanzar la cima del K2 el día de agosto de 2008 en el que 11 montañeros perdieron la vida, entre ellos su marido, el gran escalador, alpinista y explorador polar Rolf Bae. Aunque por ignorancia tanto de los hechos como de lo que es el mundo de la montaña algún iluminado los llamara turistas sin experiencia, entre ellos se encontraba un buen conjunto de experimentados montañeros. Por aquel entonces Skog ya había sido la primera mujer en conseguir las 7 cumbres y los dos polos sin asistencia externa, y había estado a punto de conseguir la cima del K2 en 2005 junto al malogrado Rolf., entre otras muchas actividades y cimas.

El americano Ryan Waters, de 35 años, es nativo de Boulder (Colorado), y tiene una gran experiencia en alpinismo.

La travesía de la Antártida en completa autonomía era un viejo sueño de Rolf Bae, que su esposa Cecilie ha visto cumplido.

Ambos partieron el día 13 de noviembre de la isla Berkner y esquiaron hasta el polo sur, al que llegaron el día 31 de diciembre. Desde allí continuaron hasta la costa en la plataforma de hielo Ross el 21 de enero, tras 70 días. En este tiempo han recorrido 1.800 kilómetros, han sufrido temperaturas habituales de -45ºC y han soportado vientos de hasta 45 nudos de fuerza. Cuando partieron arrastraban unas pulkas de 130 kilos cada uno. Comenzaron a nivel del mar y han llegado a alcanzar los 3.200m de altura, cruzando zonas realmente técnicas como el area de Axel Heiberg en las que han tenido que hacer uso de su experiencia como alpinistas.

Fuentes: www.mounteverest.net, Cecilie Skog, www.humanedgetech.cm

Fuente: Barrabes