ene 28

 
Simone Moro y David Göttler han alcanzado hoy los 7.000m en el Nanga Parbat, y pasarán a esa altura la noche

Actualización 29-01, 09:00: Efectivamente, Gianluca Pasini, compañero de Simone Moro que trasncribe su página personal, confirma y rectifica el error de comunicación, y que se encuentran entre 6.800m-7000m, y no a los 7.400m anunciados en un primer momento, saliendo hoy para la arista.

-Simone afirma que se encuentran ya en la tienda, a 7.000m, con mucho frío, (parece ser que el cielo está azul, y el tiempo estable, pero el frío es fuerte en el Karakorum incluso para la fecha). Debido a la dificultad y peligro, han colocado otros 400m de cuerda en los muros de hielo que hay hasta donde están. Según él, lo que queda es mejor terreno.

Su idea es mañana alcanzar la arista Mazeno, que separa las grandes vertientes de Rupal y Diamir, y así poder asomarse a Diamir y ver en qué estado está. La ruta que tienen prevista les obligará a cruzar a la vertiente contraria, transitando en horizontal hasta enlazar con la vía normal de subida de Diamir, la Kinshofer, en busca de la cima.

Una vez mañana lleguen a la arista por la zona en la que tiene previsto cruzar, descenderán al campo base. La próxima ascensión, casi con seguridad, será para intentar la cumbre.

Las informaciones han sido confusas durante el día, ya que las fuentes oficiales nos informaban sobre la instalación del campo 3 a unos 7.000m, pero finalmente las palabras directas de Simone en su página personal en la Gazzetta confirmaban que ellos se encuentran a unos 7.400m, y que es uno de los alpinistas polacos el que se ha quedado entre el campo 2 y ellos. En cualquier caso, y aunque son palabras directas de Simone Moro, debido a lo complejo de las comunicaciones habrá que confirmar cual de las dos alturas es la correcta. NR: Se confirman los 6.800-7000m como cota alcanzada.

Aunque la altura alcanzada es muy notable, (sobre todo si tenemos en cuenta que el campo base desde el que parten en esta montaña está a 3.600m...), queda mucho camino, porque el trayecto que les queda por la arista y la pared de Diamir es muy largo; la cima no está encima de ellos, sino lejana a un lado.

Los polacos han partido con ellos del campo 2 hoy, pero dos han regresado a ese campo, y uno ha montado su vivac a medio camino entre el campo 2 y donde Moro y Göttler se encuentran ahora.

“Estamos bien, y quitando el frío, estamos muy contentos de cómo están yendo las cosas hasta ahora.”, afirma Simone.

La cordada parece estar en excelente forma, con una combinación de experiencia y juventud que está resultando perfecta. Hace pocos días afirmaba el polaco Tomek Mackiewizc sobre ellos, en una frase de difícil traducción, refiriéndose a que son sólo dos, pero muy rápidos y de gran compenetración: “but they are very fast. They don’t walk together side by side … they just swing.”

Fuente: Simone Moro, La Gazzetta