ene 27

 
Repetición invernal de Tramuntana (A4+ 7a+) en Urriellu, para Unai de Castresana y Álvaro Novellón

Álvaro Novellón y Unai de Castresana vuelven al invierno del Urriellu. En esta ocasión, a la vía Tramuntana, que desde en marzo de 1998 fuera abierta en condiciones invernales por Pep Masip y Silvia Vidal, tan solo había visto una repetición, la realizada por Pelut, Xavi Sánchez y Bruno Bonastre en época veraniega.

Nos lo cuenta Unai:

“Salimos de Bilbao hacia Sotres el 25 de diciembre. El 26 ya estábamos haciendo porteos desde Sotres, ya que esa semana había nevado tanto que nos tuvimos que poner las raquetas nada más coger la pista. Los porteos fueron durísimos con muchísima nieve que nos dificultaba abrir huella. Hicimos 3 porteos de material y comida con unos 25k cada uno. Lo dejábamos todo en la base de la pared ya que el refugio estaba cerrado y sólo dejaron un cuartucho para poder dormir.

El día 28 comenzamos a escalar fijando 2 largos, para así el 29 fijar otos dos y el día 30 ya nos metimos en la pared con todos los trastos y la hamaca montando el primer campamento en el largo 4 y aun nos dio tiempo a hacer otro largo, en concreto el de A4+. El día 31 nos hicimos un largo y medio y nos bajamos a la hamaca. El día 1 subimos el campamento dos largos más, ya que desde ese largo ya nos daba para fijar cuerda hasta Rocasolano, donde termina la vía . Terminamos el largo 7 y nos hicimos el largo 8. El día 2 amaneció nevando y con muchísimo frío, toda la pared estaba tapizada de nieve, pero aún así nos levantamos y nos pusimos a escalar. La pared estaba peor de lo que creíamos y encima el largo que nos tocaba era el de 7a+, no pudimos terminarlo ya que lo hicimos en artificial por que en libre estaba imposible de la cantidad de nieve que había. El día 3 amaneció bastante bueno y conseguimos terminar la vía, pero no con el tiempo suficiente de poder hacer cima, con lo que al final tuvimos que renunciar a ella porque al día siguiente, por los partes que nos habían mandado, entraba una borrasca y decidimos bajarnos con todo.

Hasta el día 2 el tiempo fue bueno, con temperaturas no muy frías y poco viento. El 3 fue el peor día con diferencia, pero aún así conseguimos escalar.”


Unai de Castresana

Fuente: Barrabes