jul 13

 
Go Mi-Sun cae en el Nanga Parbat

Bajaba de conseguir su 11º ochomil después de escalar la ruta normal de la vertiente Diamir. Pero sufrió una caída a 6.200 metros, por encima del muro Kinshofer. Su cuerpo fue localizado cerca de la ruta Messner.

Las primera informaciones indicaban que la coreana Go Mi-Sun, de 41 años, había hecho cima el 10 de junio después de ascender el Nanga Parbat por la ruta normal de la vertiente Diamir con oxígeno. Pero, según informaba ayer The Korea Times, Miss Go (a quien cita como Ko Mi-young pero por su historial no hay duda de que se trata de la misma persona) falleció en el descenso.

Miembros de su expedición la vieron caer, antes de alcanzar el C2, a 6.200 metros hacia las 22.30 horas del sábado 11. Inmediatamente dieron la alarma a las autoridades paquistaníes quienes enviaron un helicóptero de rescate, aunque desde ese mismo momento ya se temían lo irremediable. Kim Jae-soo, jefe de la expedición y “manager” de Go advirtió: “No descartamos lo peor”. Salvo el primer ochomil de Go, el Cho Oyu, había escalado con él todos los demás. Juntos sobrevivieron a la tragedia del Cuello de Botella que se produjo en el K2 en 2008.

Fue el domingo 12 hacia las 15 horas cuando un helicóptero localizaba su cuerpo en las proximidades de la ruta Messner, pero el viento fuerte y racheado impidió su recuperación. Volverían a intentarlo durante el día de hoy.

Go Mi-sun había escalado sus 11 ochomiles usando habitualmente oxígeno y con varios equipos preparando simultáneamente cada montaña a las que ella se trasladaba en helicóptero. Por ejemplo, sólo en 2009 había ascendido el Makalu, el Kangchenjunga y el Dhaulagiri. Sus planes, después del Nanga, eran dirigirse a los dos Gasherbrums y, ya en otoño, al Annapurna.

En el Nanga Parbat se encuentra también la coreana Oh Eun-Sun, pero las informaciones sobre su actividad han sido imprecisas durante el fin de semana. Oh Eun-Sun tenía previsto escalar el Nanga Parbat y el Gasherbrum 1 en verano y finalizar los Catorce en otoño con el Annapurna.

Las otras dos alpinistas con mayores posibilidades de acabar los Catorce Ochomiles son Gerlinde Kaltenbrunner y Edurne Pasaban, con doce ochomiles. Gerlinde se encuentra en el K2 y le falta también el Everest. Por su parte Edurne prepara el Shisha Pangma para el otoño y además le queda el Annapurna.

Fuente: Desnivel