sep 22

 
ALPES SUIZOS

Con un despliegue de medios tan espectacular que incluso ha cambiado en parte la imagen de la entrada de la estación del ferrocarril cremallera en Zermatt, la línea que asciende hasta la cumbre de Gornegrat ha celebrado este mes su 111º aniversario.

La línea que asciende hasta la cumbre de Gornegrat ha celebrado este mes su 111 cumpleaños. Esta fecha tan especial ha sido aprovechada por el ayuntamiento de Zermatt y la compañía que explota la línea para crear una serie de actividades que van desde trayectos especiales hasta un regalo único para el pasajero número 111.

La historia del cremallera se remonta hasta el siglo XIX. En 1842, Gornergrat recibió la visita del glaciólogo escocés James David Forbes, autor de excelentes estudios sobre el Gornergletscher. Forbes, fascinado por su estratégica situación, desarrolló desde su cumbre diversos estudios científicos. Catorce años después, se publicarían las primeras fotografías de Gornergrat en la “Baedeker Travel Guide” y en 1862 aparecería por vez primera en el “Swiss Dufour Map”.

A partir de 1870, el turismo de alto nivel inicia la conquista de Gornergrat llegando a las 8.000 visitas en 1890, fecha en la que el ferrocarril hace su aparición en Zermatt. El éxito de la línea entre Brig-Visp-Zermatt convirtió a la pequeña población del Valais en un centro de turismo de alta montaña de renombre internacional, abriéndose la posibilidad de construir una línea de ferrocarril hasta la cumbre de Gornegrat, donde se instalaría un mirador.

El ayuntamiento de Zermatt y el gobierno del Valais inicialmente se opusieron a la idea, alegando que los guías de montaña podrían ver su labor seriamente afectada. Los temores se disiparon cuando el 29 de octubre de 1895, el Consejo Federal publicó una carta afirmando que algo parecido sucedía en la región del Berner Oberland. En ella aseguraban que el trabajo de los guías no se había visto en ningún momento perjudicado.

Una vez demostrado que los temores iniciales son infundados, en 1896 se inició la construcción de la línea GGB (Gornergrat-Monte Rosa-Bahnen). El principal problema al que se enfrentaron los responsables de la construcción fue la altitud de la estación superior (3.089m.), y el tiempo, pues solo podían trabajar desde finales de primavera hasta mediados de otoño. El hecho de contratar a más de mil obreros (la mayoría italianos) facilitó mucho la labor, llegándose a la cifra de 2.400 a lo largo de los dos años que dura la construcción de toda la línea, en total 9.339 metros, de los cuales 3.790 son de vía doble.

La línea GGB Gornergrat-Monte Rosa-Bahnen se inauguró el 20 de agosto de 1898, convirtiéndose en el primer cremallera eléctrico de Suiza. A partir de 1929 la línea se mantuvo abierta todo el año. Hoy en día sigue ostentando el título de ferrocarril cremallera al aire libre más alto de Europa.

La estación superior está situada a 3.089 metros, exactamente 365 metros por debajo del Jüngfraujoch, hasta donde llega la Jungfraubahn, el más alto de Europa, aunque este último asciende en su último tramo íntegramente por el interior de un tunel de 7.122 metros, justo por debajo de las cumbres del Eiger y el Monch.

La estación inferior del cremallera se encuentra situada en la Bahnhoff Strasse, justo enfrente de la estación de la Matterhorn Gothard Bahn. Una vez el ferrocarril cruza el puente de hierro por encima del rio Vispa y deja atrás los chalets y los hoteles de Zermatt, los viajeros llegan al apeadero de Findelbach (1.774m.), situado junto a la cascada del mismo nombre.

A partir de este punto, la línea asciende hasta llegar a Riffelalp (2.211m.), desde donde podemos acceder a uno de los hoteles más entrañables de Zermatt, el Riffelalp resort. El pequeño tramo de la vía que una la estación de Riffelalp con el hotel, está considerado como el tranvía más elevado (2.222m) y el más corto (468m) de Europa.

El cremallera sigue su ascensión a buen ritmo, llegando a la estación de Riffelberg (2.582m.), con su hotel y su terraza panorámica. Desde Furi parte un moderno telecabina que en pocos minutos sitúa a los esquiadores en Riffelberg, justo al lado del telesilla Riffelberg - Gifthittli, uniendo de esta forma el dominio esquiable de Gornergrat con el de Schwarzsee y Matterhorn Glacier Paradise.

La última estación antes de llegar a Gornergrat es Rotenboden (2.815m.), situada junto al Riffelsee, a los pies del Riffelhorn. Rotenboden es el punto de partida para el descenso a los hielos del Gornergletscher y la ascensión al Monte Rosa. Una vez el cremallera supera las últimas rampas circulando en paralelo a las pistas de esquí, llegamos al final de la línea, la cumbre de Gornergrat (3.089m).

Entre 1907 y 1909 se realizaron diversas modificaciones en la estación de Gornegrat y se construyó el Kulmhotel, el más alto de los Alpes suizos (3.100m). Al mismo tiempo, se procedió a reubicar la estación del cremallera, construyendo la nueva 71 metros por debajo de la original.

Durante el mes de abril del 2003, se aprobaron las obras de remodelación de la estación de Riffelalp, con el fin de hacerla más accesible a los clientes del Hotel Riffelalp Resort. La nueva estación se inauguró en diciembre del 2004.

Durante el mes de Julio de 2004, el “Civic Community of Zermatt” y la línea Gornergrat-Monte Rosa-Bahnen AG fundaron la “Gornergrat Experiencie AG”, cuyas oficinas se encuentran situadas en Zermatt. El propósito de la entidad es promover el desarrollo, la promoción y la realización de proyectos turísticos en la cumbre de Gornergrat.

El 1 de abril de 2005, la línea cambió de nombre, convirtiéndose en la Gornergrat Railway. El 20 de octubre del mismo año, el holding de empresas BVZ absorbió la línea pasando a ser propiedad del mayor accionista, la Matterhorn Gothard Bahn (MGB).

A finales de septiembre del 2003, la compañía firmó la adquisición de cuatro nuevos trenes, equipados con la tecnología más moderna en lo referente a cremalleras de alta montaña. Los nuevos trenes entraron en servicio a finales del 2006 y son capaces de reducir notablemente el tiempo de subida gracias a su potencia y velocidad, realizando el trayecto entre Zermatt y Gornergrat en algo menos de media hora.

Ficha técnica
Sistema eléctrico: Tres fases corriente 725v tracción eléctrica.
Longitud de la línea: 9.339m. (3.790 metros de via doble)
Velocidad: Subida: 30 km/h. Bajada: entre 21 y 27 km/h.
Desnivel: 1.469m.
Número de unidades en total: 21
Unidades quitanieves: 2
Capacidad: 4.018 pasajeros.
Personas/hora: 2.511

Fuente: Desnivel