sep 16

 
EVEREST: Zabalza, Iñurrategi y Vallejo aclimatan para intentar el Hornbein

Mikel Zabalza, uno de los tres miembros de la expedición Naturgas Hornbein 09, ha vuelto al Campamento Base con la sorpresa reflejada todavía en la cara. El alpinista navarro, considerado un verdadero experto en abrir nuevas vías en rutas muy exigentes, se ha quedado asombrado al contemplar la cara norte del Everest, que esconde la complicada vía, el corredor Hornbein, que intentarán subir en estilo alpino para llegar a la cima de la montaña más alta del mundo. “El Everest es grandísimo y el corredor se presenta casi inexpugnable. Para llegar a la cumbre, hemos iniciado ya la fase de aclimatación y hemos pasado 2 noches a 6.500 metros, yendo por la vía normal de la cara norte. Nos queda hacer una segunda incursión, en la que pensamos pasar, al menos, 3 noches por encima de los 7.000 metros y con ello concluir la fase de aclimatación antes de nuestro intento al estilo alpino del corredor Hornbein”.

Mikel Zabalza, Alberto Iñurrategi y Juan Vallejo realizaron su primer ascenso de aclimatación entre el jueves y el domingo, subiendo desde los 5.700, de su solitario Campamento Base, a los 6.500 donde han pasado un par de noches. Sus cuerpos se van acostumbrando a la bajada de presión. Esta tarde esperan el parte meteorológico para los próximos 3 ó 4 días. Si es bueno, mañana, como muy tarde el jueves, se echarán las mochilas a la espalda y ascenderán por la vía normal de la montaña, en estilo alpino, hasta el Collado Norte (7.000 metros) para pernoctar allí y colocar después un pequeño campo base en un balcón donde pasarán 2 noches a 7.500 metros de altitud. Completando este programa estarán preparados para el reto que les ha llevado hasta allí, subir hasta los 8.848 metros que marcan la cima del Everest como tan sólo lo consiguiera la expedición de las locomotoras suizas Loretan y Troillet en 1986: por el corredor Hornbein, sin ayuda de oxígeno, sin cuerdas fijas, sin porteadores, ayudados sólo por sus piolets y sus crampones.


La meteorología marcará los tiempos de Iñurrategi, Vallejo y Zabalza.
Es lo que manda el estilo alpino: buscar ventanas de buen tiempo para superar sin ayuda rutas verticales que parecen inexpugnables para el hombre.

Fuente: Desnivel