mar 3

 
Cada montañero que intente ascender el Everest deberá bajar 8 kilos de basura al campo base

El gobierno nepalés parece que ha decidido normalizar la ascensión al techo del mundo, tras los incidentes y aglomeraciones de los últimos años. Primero anunciaron que se prohibirían los récords “bizarres”, y que por primera vez, habría presencia policial en el campo base. Y ahora, el oficial del Ministerio de Turismo Madhusudan Burlakoti, afirma que, en un intento de limpiar la gran cantidad de basura que hay en los diferentes campos, han decidido que la mejor manera de hacerlo es a través de los montañeros que intentan la cumbre.

La norma entrará en vigor a partir de abril.

“El Gobierno ha decidido que para limpiar el Everest, cada miembro de una expedición deberá bajar al campo base 8 kilos de basura, además de la suya propia.” Hay que confirmar si esta cantidad realmente incluye la suya propia, o es un plus además de ésta hasta que en unos años la montaña quede limpia de basura antigua. Las palabras exactas indican esto último, pero son una traducción al inglés por parte de fuentes ajenas al Ministerio de las las declaraciones de Mr. Burlakoti, originalmente en nepalés, y se está en espera de confirmación oficial.

Se calcula que cada montañero genera unos 5 kilos y medio de basura, por lo que si tuvieran que descender con 8, ya estarían retirando basura antigua de igual forma. Y casi 14 kilos parece una cifra muy alta para aquellos que no puedan bajarla en varias veces.

Se anuncian acciones legales contra los montañeros que no cumplan con la nueva norma, aunque no está claro de qué tipo serán éstas. “Nuestros esfuerzos anteriores no han tenido ningún éxito, no han sido efectivos. Esta vez, si los montañeros no bajan este peso de basura, tomaremos acciones legales y les penalizaremos.”

Como es bien sabido, décadas de expediciones han convertido al Everest en el vertedero de mayor altura del mundo. Si bien es cierto que en los últimos años el problema ha disminuido, tanto por el mayor control como por las sucesivas expediciones Eco organizadas por Ang Tshering Sherpa, que han retirado gran cantidad de basura antigua de los campos de altura, el problema sigue existiendo.

En los últimos años cada montañero tenía que bajar su basura y entregarla a los oficiales. Ocurrían dos cosas: la primera, que era imposible saber si el montañero había bajado toda la que había generado.

Y la segunda, que los oficiales de enlace no eran muy estrictos con el cumplimiento de la norma, porque en ocasiones ni siquiera estaban en la montaña.

Pero tras anunciar la presencia de policía en el campo base, parece que el cumplimiento de estas leyes será más duro.

Fuente: Barrabes