nov 26

 
“Directa colombiana”. 1.200m, 90º, AI4, TD; Primera cima de la historia en el Lungarste Peak, 6.070m

Información por cortesía de Boreal

Anna Pfaff (USA), y Camilo López (Colombia), del equipo Boreal, han hollado por primera vez la cima del Lungarste Peak, una montaña de 6.070m situada en el valle del Khumbu. La escalada, realizada a primeros de este mes de noviembre de 2013, les llevó 3 días, y no emplearon ni cuerdas fijas ni recibieron ningún apoyo exterior. “No vimos ningún signo de previas visitas, ni anclajes ni líneas de rápeles. Tampoco hay ninguna documentación que indique que la montaña ha tenido algún ascenso anterior”, afirma Anna Pfaff.

La vía, "Directa Colombiana", tiene 1.200m, 90º, AI4 (Alpine Ice 4), TD.

“Accedimos a la montaña a través de Marlung, una pequeña aldea entre Thame y el Renjo La después de 4 días de aproximación desde Lukla. Prácticamente no teníamos información sobre la zona, así que montamos un campo a 4.800m, encima de Marlung, y nos dedicamos a buscar líneas en las montañas de los alrededores. Encontramos la más estética, un corredor de mucha pendiente en la cara sur del Lungarste Peak, en el circo de Kaijo Ri, montaña conocida por los sherpas locales como Umjo-Tse, o Pico del Lago.

Nuestra base de operaciones estaba en la Marlung Tea House, regentada por Pasang y Dati Sherpa, y allí preparamos nuestro asalto. El tiempo había permanecido estable desde nuestra llegada, con algo de nubes por la tarde y mañanas despejadas y frías. Hicimos un primer intento desde nuestro campo a 4.800m, para darnos cuenta de que habíamos infravalorado la longitud de la vía, y tras escalar alrededor de 700m tuvimos que regresar debido al frío extremo y a las pocas horas de luz que tienen los días en invierno. Regresamos a Marlung sintiéndonos completamente acabados y destruidos.

Tras un corto tiempo de recuperación discutimos sobre la posibilidad de tener un segundo campo a 5.200m, y decidimos intentar de nuevo la ruta, porque era la más estética de la montaña. El 2 de noviembre volvimos al primer campo, y al día siguiente escalamos con nuestro equipo de vivac hasta los 5.200m. Las condiciones eran extremadamente frías y luchábamos desesperadamente por mantener nuestros dedos calientes.

Al tercer día, después de una escalada extenuante hasta el comienzo del corredor, entramos en él al ensamble por una pendiente de nieve de 65º al comienzo del mismo. Después, ya a largos, superamos los tramos de 90º, AI4 y mixto, y tras 500 metros de escalada el corredor se canalizó hacia un campo de nieve que nos dejó en la cima.

Tuvimos que montar 10 rápeles en el corredor, dejando algunos clavos, y destrepamos otras secciones teniendo cuidado de la caída de piedras y hielo de las zonas superiores.

Cuando llegábamos a nuestro 2º campamento las condiciones eran de white out, y justo nos vino para encontrar la tienda. Por la mañana regresamos a Marlung, en donde Pasang y Dati Sherpa estaban excitados tras conocer nuestra escalada, ya que afirmaban que mucha gente va al Kaijo Ri, pero nunca nadie había ido al Umjo-Tse.

Estamos muy contentos y nos sentimos afortunados de haber podido explorar esta zona escondida del Himalaya, que normalmente es ignorada a favor de montañas cercanas más altas y populares. No vimos a nadie en días. Aunque sufrimos con el frío extremo y las condiciones, mereció la pena.

Hicimos toda la expedición ayudados tan solo por 2 porteadores desde Lukla a Marling, y por la hospitalidad de Pasang y Dati Sherpa en la Marling Tea House.”

Fuente: Barrabes