jul 5

 
TRAVERSEE DES PICOS, LE RECIT. By Nicolas Darmaillacq (II)

Col de Jou Santu (Km 22 - 2.115 m.) - Col de Valdominguero (km 52 - 2.140 m.)

26 kilometros - + D 3830 - D-3730 (3 Avituallamientos)
Muy rápidamente, deslizándose entre las rocas en esta empinada pendiente, me detengo para eliminar el corta vientos. Al abrigo del viento, se hace pesado. Los primeros pasos son vacilantes descenso, por lo que es una técnica muy difícil. Me tomará un poco de tiempo para adaptarme a encontrar mi ritmo en este descenso infernal de 1.600 metros en menos de 5 km.

Yo me las arreglo en éste sector, sabiendo que estoy delante, y sabiendo lo que me espera todavía. Trato de hacer pequeños pasos a buen ritmo, sin poner fuerte presión sobre los cuádriceps ... me gusta. Las luces de Caín aparecen y desaparecen a voluntad de las secciones del terreno, poco más pronunciadas con un poco de vacío en el lado ... Me digo que es el lugar perfecto para organizar una mega-kilometro vertical!

Por contra, acabo de llegar a la aldea, e inmediatamente avituallo. Eso es bueno! ninguna transición. Son las 4:25. Yo había previsto pasar hacia 4:45 o 5 a.m. creo. Estoy pues adelantado en el tiempo correcto! Al azar, sin preguntar, echo un ojo en el hoja de control, y me doy cuenta que soy 7 º! Yo no sabía del todo donde estaba, y no me hubiera importado en absoluto ... pero la sed de conocimiento era demasiado fuerte! Por contra, no he mirado los tiempos de paso, seguí corriendo a mi ritmo.

Después de llenar la bolsa de agua y un avitualla pequeño, aquí vamos de nuevo. La travesía de la aldea debe durar 500 metros ... y nos metemos directos en la pendiente. En menos de 8 km, 2.000 metros para subir. El comienzo es súper escarpado, con unos cuantos pasos con las manos en los pequeños pasillos estrechos! Detrás de mí las luces de la aldea se alejan de nuevo, y enfrente, la serpiente de frontales en el descenso a Caín es hermoso.

Bastante rápido, adelanto a un nuevo corredor, luego dos a la vez ... Rápidamente hago cálculos en mi cabeza después de haber echado un ojo en la hoja de un Caín para saber dónde estoy. Queda un mundo por delante. No cunda el pánico todavía. Empiezo a hacer caso omiso de estas tensiones aún presentes, pero poco molestas en el gemelo, pero por contra, en ausencia de camino, me concentro sobre el balizaje. De hecho, hay muy pocas balizas reflectantes aquí, sin duda el hecho de que casi todos los corredores pasarán las primeras luces del día ... pero para nosotros no es fácil.

Cuando veo a uno de estos señalizadores hacia lo alto con su linterna frontal, entonces puedo dibujar una línea recta con él ... y así sucesivamente. He temido perderme el camino ... incluso hacer algún directo en el pedregal en los desplomes! Apagaré mi frontal en breve. Me acerco al primer collado, que precede a la última parte hacia la Horcada de Caín. Las altas montañas del Macizo Central ( Urrieles) de Picos se desvelan. Hermosas agujas, paredes hermosas, un circo hermoso con neveros por todas partes. Es magnífico. Pero, ¿dónde vamos a franquear este paso?

500 metros para subir ... estamos comprometidos en el fondo del circo a través de los neveros. Otro corredor delante de mí ... y otro un poco más adelante, a pocos minutos. Creo que sin querer, he hecho una gran remontada en esta parte, y esto será confirmado por los tiempos de vuelta más detallados. Pero aprovecho el 100% todavía.

Detrás de nosotros, las nubes parecen tapar el fondo del valle de donde venimos ... pero por contra, justo por delante de nosotros, podemos distinguir el paso del collado ... y los colores extraordinarios, son visibles por encima de los neveros. Es rojo, naranja, rosa ... como si hubiera un gigantesco fuego por detrás del collado.. pero el sol parece esperarnos. Recojo mis bastones, saco mi cámara que hasta entonces habían permanecido en el bolsillo de mi pantalón corto, y luego voy a disfrutar de estos momentos. Este instante corresponde a las primeras imágenes del cortometraje realizado, momentos mágicos en unas montañas, difíciles de describir.

El corredor español, que está sentado a mi lado (Sebastián Sánchez) es difícil de creer ... Me ataca, le supero, me detengo ... continúa como si nada hubiera pasado, pero yo prefiero disfrutar de estos momentos de la carrera únicos, también sé que el camino es aún muy largo. Esto no es una pérdida de tiempo estoy seguro. Desde el collado, vemos la famosa Torre de Urriellu, el sol está directamente en frente, las imágenes son impresionantes. Llego a los neveros, cámara en mano ... puro placer de la montaña. Es emocionante. No son ni siquiera las 7 am, tras 7 horas, casi 4.500m de d + ya ... y esta es la felicidad.

Los pocos kilómetros antes del Refugio de Urriellu paso como un relámpago y eso que era tan hermoso. Llego a la avituallamiento delante de Sebastián, pero en el tiempo para avituallar y llenar con agua, se había ido ... el juego del gato y el ratón ha comenzado. Saboreo esta ventana de tiempo extraordinario, a años de luz de las previsiones más optimistas. Es simplemente perfecto.

Después de saludar a todos estos amables voluntarios siempre están dispuestos a llenar la bolsa, cantando'' Makina Campeon'' o'' Makina '' ... voy de nuevo en el camino. Bordear ésta torre cada vez más impresionante, ahora debemos hacer frente a la subida de la Collada Bonita, por un pequeño hoyuelo en el perfil pero aún así de + 500 metros en unos pocos cientos de metros, de hecho. Para mí lo más duro recorrido, con este fin en los desprendimientos de tierra que dar un paso atrás cada 2 adelante por lo que la pendiente es pronunciada. Pero, de nuevo, la decoración está a la altura de la dificultad.

La torre está ahora detrás de nosotros, el sol ilumina las cumbres, y la Collada Bonita, atraviesa la muralla entre dos picos ... el camino es difícil de adivinar desde arriba de modo que parece poco probable que pase recto. Mi ritmo sigue siendo muy bueno. Alcancé a Sebastián rápidamente en la subida, y en la parte superior, que se remontan incluso a menos de 2 'en el corredor anterior (yo pensaba que era el segundo ... pero que en realidad fué que era 1º. ... yo guardo mis cálculos! Yo no soy un profesor de matemáticas que es sabido...).

Tengo un gran ritmo en las subidas, y en la gestión, algo más bajo en descenso no, todo va mejor aún. Es genial. En la escalada al collado, veo que el corredor que me precede un poco más abajo, la brecha se reduce. Pero con mi cámara, estoy un poco molesto para atacar la primera parte. Una cuerda, un nevero, piedras ... y una pendiente de 50 °. Opto por la neviza, dejando la cuerda ... y todavía se cae por un nevero que la hace, es pura delicia.

Pero la fiesta no duró mucho tiempo ... una vez que los neveros han desaparecido a medida del descenso, los 1.300 metros a bajar hacia Las Vegas de Sotres (Km 48) son terribles. Terribles, por la fuerte pendiente y técnicamente sobre todo! Se desarrolla en lapiaces gigantescos, hay piedras por todas partes, cortantes y ancladas en el suelo ... obligándolos a saltar de piedra en piedra sin interrupción, lo que obliga a mantener una concentración máxima de principio a fin. El fondo del valle es claramente visible y parece muy cerca, pero el descenso es interminable.

Sin tregua, no hay forma de recuperar, excepto para caminar. Una vez más, los excursionistas y alpinistas todavía dispersos en los valles salvajes cantando Campeones. Y dar información. A pesar de que no siempre entiendo éstos estímulos en español, he entendido uno:'' El primero está a 2' !! Fue entonces cuando me doy cuenta de mis errores, en realidad estoy en cabeza de carrera, no muy lejos del líder, por varios kilómetros, sin saberlo. Pero aún no cunda el pánico, me encuentro a mi ritmo ... quedan casi 4 h. de carrera si todo va bien, y un último desafío aterrador despues de ver videos de los últimos años.

Llego al avituallammiento en la posición de 2º y luego otra vez como siempre en 3ª posición detrás de Sebastián. Me tomé el tiempo para cambiar gracias al soporte de la bolsa con una camiseta sin mangas en seco. Aquí voy de nuevo a estrenar para este último ascenso, que anunció en 1100m de d+ en 3,3 km. Todavía estamos por encima de las nubes, las condiciones siempre son perfectas. Es increíble, todavía disfrutar de estos hermosos Picos de Europa, el comienzo del tercer Macizo, el Macizo Oriental llamado de Andara.

Seguir leyendo..

Nicolas Darmaillacq

Ultra Trail runner

Fotos: Miguel Flor, G.M. Moscon

Fuente: Montaña Montaña