oct 21

 
Eliminada la obligación de contratar guía para acceder a la Cordillera Blanca. Acerca de la normal al Huascarán sur

Nuestro colaborador en Huaraz, Sergio Ramírez, nos envía una crónica sobre la modificación del Reglamento del Parque Nacional Huascarán, del que se elimina la obligatoriedad de contratar guía para acceder al mismo. También escribe una opinión sobre la desinformación existente sobre la ruta al Huascarán sur, que muchos presentan como imposible, según Sergio, para salvaguardar su propio estatus como guías, evitando que lo asciendan propios y extraños.

Desde Huaraz, Sergio Ramírez:

SOBRE LA REGULACION EN LA CORDILLERA BLANCA

Como era de esperarse, el inapropiado artículo que “obligaba” a todos los montañistas a contratar agencias de viaje y/o guías de montaña para acceder a la cordillera Blanca, el cual no se cumplía por cierto, ha sido ya eliminado del reglamento oficial del parque nacional Huascarán y actualmente, solo hay que presentarse a la oficina del mismo en Huaraz a fin comprar el ticket de ingreso al parque, demostrando pertenecer a un club de montaña federado en su país de origen.

Finalmente la razón se impuso y el artículo ha sido modificado a favor de quienes precisamente, hacen que este deporte se desarrolle y el mismo parque obtenga mejores ingresos al tener mayor cantidad de visitantes.

ACERCA DE LA RUTA NORMAL AL HUASCARAN SUR 2010 - PERU

A pesar de la desmedida desinformación que ofrecen en Huaraz sobre la ruta normal al Huascarán sur, de quienes precisamente “no suben”, algunos grupos guiados e independientes lograron hacer cumbre, demostrando que si era posible acceder a la cima y que las condiciones están como siempre han estado, es decir, peligrosas.

El siguiente artículo, intenta ofrecer una visión concreta de lo que acontece en esta montaña y sobre todo fuera de ella.

Para Junio del 2007, varios equipos guiados coincidieron en el campo 2, incluso algunos de ellos tenían como meta la cumbre norte, que era el objetivo usual en esos años. En un golpe de mucha suerte, algunos de los guías locales que allí se encontraban, resultaron de los más entusiastas y de un nivel muy alto en cuanto a escalada se refiere. Todos ellos unieron fuerzas y se “re apertura” la ruta normal al Huascarán luego de 3 años.

Conversando con uno de los guías que impulsó la idea de hacer la cumbre sur en aquella ocasión, me refirió que no era que “no se podía”, más bien era que “nadie quería…”; más aún, cuando en Huaraz, lejos de la montaña, los comentarios al respecto indicaban lo terrible que era subir al Huascarán y lo imposible que resultaría cualquier intento a la cumbre sur desde “la garganta”.

Esta temporada 2010 en Huaraz, hubo una exageración desmedida de muchos “montañistas de oficina” en cuanto a ofrecer información sobre la ruta del Huascarán se refiere, alguna persona me comentó que hasta le dijeron “suicida” por intentar la cumbre sur por la ruta normal, o que era mejor cambiar de objetivo inmediatamente. Consejo este último muy común a fin de justificar una segura retirada, o mejor llamémosle por su nombre, “temor” de ir a esta montaña. Lógicamente estos comentarios de gente supuestamente “especializada”, causa cierto bajón moral a quien entusiasmado, viene con un objetivo en mente como nuestra montaña más alta y hasta cierto punto puede mermar sus condiciones psíquicas, que hasta la saciedad está demostrado influye mucho durante actividades deportivas de alto rendimiento como el montañismo.

Otro factor de confusión y medias verdades, llamémosle por su nombre propio: “mentiras”, son aquellas de quienes bajan de la montaña y para justificar su regreso, inician una serie de inverosímiles versiones como que hay grietas insalvables, puentes caídos, y todo tipo de exageradas afirmaciones. Jamás se les oirá decir que no pasaron por el temor que les infunde la montaña o simplemente por carecer de una capacidad innata de ascender por donde otros no lo pueden hacer.

Pero lo más lamentable de todo esto, es que muchas veces, esta serie de embustes, provienen de quienes por razones obvias, no deberían hacerlo, algunos (preciso “algunos” a fin de no herir susceptibilidades) guías de montañas locales y otros inescrupulosos que usurpan estas funciones y fungen como tales sin tener absoluto conocimiento de las rutas y al volver a su agencia de contrato, inician una serie de mentiras y lamentablemente en Huaraz, empiezan las llamadas “bolas”, que no son más que exageraciones de persona a persona, es decir, cada uno va haciendo su propia versión, cada vez más terrible claro y entonces se genera un ambiente de tensión sobre el Huascarán y nadie quiere ir.

Don Abraham Cordero, pionero en la sacrificada labor de arriero en la zona de Musho, al pie del Huascarán, me confiaba que desde que era niño, todas las expediciones sabían de los peligros objetivos en esa montaña y así se mantiene hasta la actualidad.

El Huascarán siempre ha sido peligroso y el montañismo es un deporte de riesgo asumido y hasta cierto punto controlado, donde la montaña, aunque nos deje salir de allí, siempre será la que manda.

Con estas conclusiones, no queremos provocar una masiva afluencia de montañistas al Huascarán para la siguiente temporada. Más bien, sugerir a quienes tienen como objetivo esta montaña, evaluar seriamente sus probabilidades de ascenso, nivel técnico, psicológico y sobre todo, no dejarse llevar por los comentarios vertidos en las calles u oficinas de Huaraz, donde la realidad respecto a la montaña difiere en demasía de quienes la ofrecen.

Sergio Ramírez
www.nuestramontana.com

Fuente: Barrabes