sep 17

 
Jesús Calleja vuela hacia Ladakh con la ayuda recogida; Reinhold Messner pide colaboración en su ayuda a Pakistán

Dos lugares tan queridos para montañeros y trekkers de todo el mundo como Ladakh y Pakistán han sido devastados por el extraño monzón de este año, y la verdad es que el mundo no ha reaccionado como ante otras catastrofes. Jesús Calleja vuela hoy hacia Leh con la ayuda recaudada, mientras Punchok afirma desde allí que la situación sigue en el mismo punto que el día siguiente a la devastación, sin ni siquiera comunicación terrestre con el exterior. Reinhold Messner coordina y pide ayuda para Pakistán por medio de su fundación.

Jesús vuela hoy hacia la India para entregar personalmente lo recaudado en la campaña de ayuda a los afectados por las inundaciones de Leh. El resultado de la colecta ha dejado muy sorprendido al alpinista leonés, que no tiene más que palabras de agradecimiento para todos aquellos que habéis respondido a la petición de auxilio al pueblo del Ladakh.

“Es difícil expresar con palabras lo agradecido que me siento por la respuesta que hemos tenido. De verdad, muchísimas gracias de todo corazón a los que habéis colaborado, ¡es más de lo que esperábamos recaudar! Vamos a poder repartir el dinero entre, aproximadamente, treinta familias ladakhís, familias que perdieron todo en las inundaciones. Cada familia suele tener unos diez miembros, o más. ¡Esto son varios centenares de personas a los que vamos a poder ayudar de manera directa!"

El destino final del dinero recaudado hasta la fecha –la cuenta bancaria seguirá activa durante los próximos meseses- será para proporcionar un techo a los que perdieron sus casas en la riada: “nuestra idea es dar a estas familias el dinero necesario para que puedan pagar el alquiler de una casa durante los próximos dos años, tiempo que estimamos es suficiente para que hayan reconstruido sus casas. Y además llegamos justo a tiempo, porque el invierno en el Himalaya está a las puertas.”

Y son los propios ladakhís los que han de reconstruir las zonas devastadas por la inundación, pues la ayuda exterior llega con cuentagotas: “la situación de Leh, como me contaba hace dos días Phuntchok –colaborador habitual cuando filmamos en el Himalaya, viejo amigo mío, y al que la gran mayoría conocéis, que perdió todo en la devastación- no ha mejorado mucho desde que la riada lo arrasara. Las dos carreteras que dan acceso a Leh están destruidas, y si se accede volando tienes sólo una pista militar para aterrizar, por lo que la capacidad de reconstrucción en esta zona tan remota del Himalaya, es muy inferior a la que se puede tener en cualquier otro lugar más accesible. Así que, son los propios ladakhís los que tienen que reconstruirlo todo, al estar incomunicados con el exterior.”

Otro gran problema para este invierno es la falta de suministro de combustible. Ladakh no tiene red eléctrica, por lo que durante los meses de verano cientos de camiones cruzan el Himalaya por la “carretera” de Manali a Leh para llenar los depósitos de combustible de Leh. Este año el gasoleo que les permite iluminarse y calentarse va a ser muy escaso.

Otra manera de ayudar al pueblo de Leh es, precisamente, no dejando de visitar esta zona del Himalaya, destino habitual de trekkers y alpinistas. “Los más ancianos de Leh no recuerdan que nunca, en sus vidas, haya sucedido nada semejante” cuenta Kike Calleja, que estaba allí cuando sucedió el desastre. “Acababa de llegar con mi grupo para iniciar, en los siguientes días, un trekking por la zona. Recuerdo que me llamaron mucho la atención los nubarrones negros que se alzaban sobre el valle, pero no podía imaginarme lo que pasaría después”. Sin embargo, “el monzón nunca antes había afectado así a esta región del Himalaya, que es como un desierto de altura. Ha sido algo raro, totalmente anómalo. No tiene porqué volver a suceder. Por supuesto que regresaremos, lo antes posible, porque la zona y las gentes del Ladakh lo merecen, y porque queremos ayudarles a remontar cuanto antes, mejor.”

La campaña de ayuda sigue activa:

Cuenta corriente para los damnificados de las inundaciones del norte de la India
Titular cuenta: DAMNIFICADOS POR LAS INUNDACIONES DEL NORTE DE LA INDIA
Nº de cuenta: 2091 0924 98 3040001841(Caixa Galicia)


PAKISTÁN:

El otro gran país arrasado por el monzón ha sido Pakistán, en donde el desastre alcanza proporciones bíblicas. A los miles de muertos hay que sumar que a fecha de hoy más de 6 millones de personas permanecen sin hogar y sin agua potable; las enfermedades están empezando a proliferar, atacando a los más débiles: niños y ancianos están empezando a caer víctimas del cólera. Ésta es la carta que envía Reinhold Messner solicitando ayuda. El original puede ser consultado en su página web (traducción por cortesía de Sanga, www.vsanga.com)

FUNDACIÓN DE MONTAÑA MESSNER. AYUDA A LOS DAMNIFICADOS POR LAS INUNDACIONES EN PAKISTÁN

Las peores inundaciones en 80 años en Pakistán han causado la muerte a miles de personas, y millones de ellas se enfrentan al hambre y a la propagación del cólera y otras enfermedades mortales.

El portavoz de la ONU Mauricio Giuliano ha dicho a Reuters: “Los desafíos son inmensos y las inundaciones aún no han terminado”. Numerosos puentes y carreteras has sido destruidos y se necesita un esfuerzo sin precedentes para llevar provisiones de emergencia y médicos a los valles remotos del Karakorum. Todas las regiones tan “amadas” por los trekkers y los escaladores se han visto afectadas por el desastre.

La ONU está coordinando la ayuda pero está sobrepasada por la magnitud de la devastación. Sólo una mínima parte de los seis millones de pakistaníes que necesitan comida y agua potable, han recibido ayuda, más de cien mil niños están amenazados por el cólera. Necesitan vuestra ayuda. La fundación de Reinhold Messner lleva mucho años prestando ayuda a los valles del Norte de Pakistán, construyendo colegios y clínicas. También colaboró en la reconstrucción posterior al terremoto de 2005. Ahora pedimos vuestra ayuda para el pueblo de Pakistán que se encuentra en uno de los momentos más difíciles de su historia.

Podéis realizar vuestras donaciones a través de:

Fundación de montaña Messner
Trägerschaft der Bridges Nachlassmanagement GMBH
Oettingenstrasse 25,
D-80538 Munich / Alemania

Número de cuenta 65 87 53 444
HypoVereinsbank AG, Munich
Clave Bancaria 700 20 270
IBAN DE53 7002 0270 0658 7534 44
Código Swift / BIC HYVED EMMXXX

Más información: www.reinhold-messner.de

Un cordial saludo,
Reinhold Messner

Fuente: Barrabes