jun 30

 
Solo Per Vechi Guerrieri; los Pou repiten la mítica vía de Manolo Zanolla

“De quitarse el sombrero es la apertura de esta ruta desde abajo (los dos primeros largos en solo asegurado) con distancias entre seguros de hasta 8-10 metros en dificultades como las que siguen: 7c, 7b+/7c, 8b, 8c. Pero nada que nos deba extrañar si recordamos que fue este visionario escalador italiano famoso por la dificultad y por sus “free solos” el primero en conseguir hacer el primer 8 a en Europa con “Il Mattino dei Maghi”. Aquel largo (Eran 4) tenía 30 metros y un solo spit en el medio…”

Los Pou nos escriben desde Italia contándonos su ascenso a Solo Per Vechi Guerrieri:

“El primer objetivo de este verano está completado con “Solo Per Vechi Guerrieri” 8c/ 150 m. Una vía con la inconfundible firma de Manolo Zanolla: Mucho aleje, mucha calidad de roca y mucha dificultad (una de las vías en pared mas difíciles del viejo continente).

De quitarse el sombrero es la apertura de esta ruta desde abajo (los dos primeros largos en solo asegurado) con distancias entre seguros de hasta 8-10 metros en dificultades como las que siguen: 7c, 7b+/7c, 8b, 8c. Pero nada que nos deba extrañar si recordamos que fue este visionario escalador italiano famoso por la dificultad y por sus “free solos” el primero en conseguir hacer el primer 8 a en Europa con “Il Mattino dei Maghi”. Aquel largo (Eran 4) tenía 30 metros y un solo spit en el medio…

Para nosotros han sido cuatro jornadas de duro trabajo con tiempo típicamente dolomítico: cambios bruscos en cuestión de minutos. El primer día salimos desde el pueblo de Aune a la búsqueda de la pared que encontramos 3 horas después. Sólo dio tiempo a que Iker probara el primer largo y entre la lluvia nos tuvimos que retirar. El segundo hicimos los tres primeros y sin poder probar el cuarto nos fuimos para abajo otra vez por culpa del agua. El tercero por fin conseguimos probar la vía entera pero también llovió y sin matizarla nos tuvimos que marchar: ¡Por tercera vez! Entre chaparrón y chaparrón llegamos a estar totalmente mojados y ateridos de frío esperando a que secase la pared hasta tres horas debajo del ultimo largo.

El cuarto fue el definitivo y el bueno: ¡El día aguanto a pesar de que las nubes amenazaban tormenta y logramos hacerla! Fue el único día que escalamos sin problemas…

Los cuatro largos son de muy buena calidad pero de quedarnos con alguno sería con el tercero de 8b: 20 metros de placa lisa sobre agujeros muy del estilo del Verdón. Además de hacer la ruta lo más interesante de la salida ha sido nuestro encuentro con Manolo, por lo que tuvo de reflexivo, tres horas de conversación con una leyenda viva de la escalada, un hombre que hizo el primer 8a europeo en 1.981 y que hace sólo dos años y para celebrar su 50 cumpleaños escalaba su último 9 a: Eternity. Creo que el nombre de sus dos últimas vías (Solo Per Vechi Guerrieri y Eternity) reflejan muy bien como se siente hoy en día en el mundo de la escalada.

Bonito fue también compartir las reflexiones de nuestros puntos de vista del mundo vertical, que no difieren mucho de los de él. Si hubo una cosa que quedo clara es que tanto el como nosotros defendimos la “obligación moral” de entrar por debajo en vías como Solo Per Vechi Guerrieri que han sido abiertas en este mismo estilo. Respetando la filosofía del aperturista- en este caso un claro alarde de valentía- estamos repitiendo “su vía”, que nunca mejorando su realización ya que la visión y la genialidad siempre serán del primero.

También es de agradecer el apoyo humano que nos han prestado todos los amigos de las Dolomitas, y para los anteriores repetidores: ¡Felicidades por el trabajo, porque la ruta es fantástica!”


Eneko e Iker Pou

Fuente: Barrabes