may 12

 
Pensamientos antes de atacar el Shisha

Edurne Pasabán escribe desde el campo base del Shisha, mientras esperan la oportunidad para intentar atacar la cumbre del ochomil tibetano. "En muy pocos días salgo hacia la cumbre del Shisha Pangma, mi último ochomil...antes de salir del campo base, no obstante, quería escribir estas líneas. Todos estos días aquí se han hecho muy largos; he tenido tiempo para pensar y reflexionar; y hoy he decidido contaros lo que me está pasando."

"En muy pocos días salgo hacia la cumbre del Shisha Pangma, mi último ochomil. No sé si conseguiremos alcanzar la cumbre, pero os puedo asegurar que ilusión y ganas no nos faltan. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para completar el desafío.

Antes de salir del campo base, no obstante, quería escribir estas líneas. Todos estos días aquí se han hecho muy largos; he tenido tiempo para pensar y reflexionar; y hoy he decidido contaros lo que me está pasando.

Puede que a veces sea cabezota, testaruda, fría… tengo un montón de defectos. Pero no soy mentirosa. Si algo me caracteriza, es la sinceridad, y con toda la sinceridad del mundo os digo:

Miss Oh es la primera mujer en el mundo que ha subido los 14 ochomiles. Mientras no se demuestre lo contrario, así será. Los comentarios que hice hace unos días sobre lo que me había dicho un grupo de Sherpas son totalmente ciertos. Repetí lo que ellos dijeron. Si ahora lo desmienten todo, es su decisión y como tal es aceptable. Siempre he pensado que cada uno tiene su verdad.

Algunos pensáis que toda esta controversia no ha servido más que para crear una tormenta mediática que no tiene nada que ver con la montaña. Tenéis razón; así ha sido, pero no es algo que yo haya planeado ni querido. Ojalá pudieseis estar en mi lugar, en mi cabeza, antes de opinar. Si os parece que, como dice algún comentario, esto es un circo, pensad que al tomar partido y opinar, de algún modo, estáis pasando a formar parte de él.

Al igual que vosotros, estoy cansada, cansada de verdad. Y dolida, muy dolida. Todo el mundo en esta vida opinamos y criticamos; yo también. Es tan fácil… En todo caso os pediría que cuando hagáis una crítica contra mí, la apoyéis sobre una base sólida. Yo aceptaré esas críticas y aprenderé de ellas, convencida de que me harán mejor persona. Es un consejo que me permito daros porque a mí me ha servido, tanto en la montaña como en las demás facetas de la vida… y también reconozco que a veces me ha resultado muy difícil de cumplir también.

Ahora, finalmente, tengo algo que decir a todo el mundo: amigos, familia, periodistas, gente que me apoya, gente que me odia, que me quiere, gente que me sigue cada día: voy a intentar subir al Shisha Pangma, disfrutar de ello y haceros disfrutar a vosotros. Y voy a bajar para seguir disfrutando con vosotros, con mis amigos, mi familia, y con todos los que me quieren. Porque la vida es una y la quiero vivir en paz.

Muchos besos."


Edurne Pasabán

Fuente: Barrabes