may 5

 
La gran cantidad de nieve frena a Tente Lagunilla, Carlos Soria y Óscar Cadiach en el Manaslu

El grupo afirma que jamás ha visto tanta nieve en una montaña. Así que la cosa debe de ser importante, si tenemos en cuenta la experiencia acumulada por Carlos Soria, Tente Lagunilla y Óscar Cadiach. Realizaron un intento de cima, pero se vieron obligados a regresar al campo base desde el campo 3 con nieve hasta la cintura. Tente también dice que es la mayor paliza que se han pegado en su vida.

Hola amigos, el viento nos ha jugado una mala pasada y nos ha obligado a quedarnos en el campo III. Toda la noche ha estado soplando fortísimo y en ningún momento nos ha permitido pensar que pudiéramos tirar para arriba. Tenemos pensado pasar el día 2 en el campo III y confiamos en que mañana amaine lo suficiente como para al menos intentar subir a partir de esta medianoche. Hoy hemos dedicado el día a deshacer nieve para hidratarnos el máximo posible y hacer acopio de agua para el intento de alcanzar cumbre de esta noche. Todos estamos fuertes y en muy buenas condiciones físicas aunque un poco tocados moralmente por el constante ruido infernal que produce el fuerte viento. Si mañana sigue así, nos bajaremos hasta campos inferiores para no deteriorarnos mucho y esperar una ventana de buen tiempo. Esperemos que las próximas sean excelentes noticias.”

Éste es el correo que recibíamos de Tente Lagunilla el pasado domingo. Estábamos a la espera de nuevas noticias desde la montaña, pero ayer nos llegó un correo de su familia. Nos decían esto:

“A las 5:30 del día de hoy, ha llamado Tente desde el campo base. Después de 13 horas de bajada desde el campamento III en unas condiciones climatológicas muy adversas, están descansando en el base con la sensación de que la montaña no les ha dejado ni intentar su cumbre.

Compañeros con una larguísima experiencia montañera como Carlos Soria y Oscar Cadiach, jamás habían visto una montaña con tanta nieve, ha habido momentos en la bajada en los que la nieve les llegaba a las caderas.

Tente dice que es la mayor paliza que se ha dado en su vida en la montaña.

Ahora están en espera de ver como se recuperan del trabajo realizado en estos días y de la climatología, para ver si es posible volver a intentarlo, pero poco margen les queda. “


Mientras esperamos nuevas noticias de Tente, les deseamos toda la suerte del mundo.

Fuente: Barrabes