abr 29

 
Tolo Calafat fallece en el Annapurna. Carlos, Juanito y Horia, evacuados al campo base por el helicóptero

Actualizado 15:50 pm. Air Zermatt ha conseguido sobrevolar la zona en la que se encontraba Tolo, con Jorge Egocheaga en el helicóptero, pero no han conseguido localizarle, probablemente debido a la gran cantidad de nieve caída esta noche. Inmediatamente ha acudido al rescate de los que estaban en el campo 4, ya que la situación se había complicado para ellos, y ha conseguido extraer de la montaña colgados de un cabo a Horia, Juanito y Carlos.

16:30pm: Actualización del blog del doctor Morandeira, "Rescate en el Annapurna", http://red.barrabes.com/grupossm/blogs/post.asp?idPost=2421

15:50pm: Pronto hablaremos con más tranquilidad con los afectados. Carolina Pueyo, tras hablar con Carlos, afirma que Sonam y Dawa, dos de los sherpas, están ya hacia el campo 1, en donde pasarán la noche. Se encuentran bien. Pero Juanito afirma en directo que está viendo a uno de ellos en el campo base, mientras que por otro lado afirma que descienden andando. Puede ser que fuera esta la idea original y posteriormente hayan sido evacuados sin que los demás lo supieran, hay que confirmar todo esto. Carlos y Horia tienen cada uno una pequeña congelación en un dedo de la mano, y Juanito tiene congelaciones en los pies. Carlos además tiene una fuerte conjuntivitis de nieve. Han recibido las primeras curas por parte de los doctores.

Javier Pérez y los doctores Morandeira y Nerín están especialmente afectados, ya que son los que han estado en permanente contacto directo durante dos días enteros con Tolo Calafat por radio, dándole ánimos, compañía y tratamiento, hasta que ayer a las 8 de la noche dejaron de recibir respuesta del mallorquín.

Intentarán volver a Katmandú por helicóptero este sábado.



10:45am: Efectivamente, como bien enlazan en los comentarios, Juanito confirma a eitb que el sherpa está en el campo base. El helicóptero ha ido bajando a los alpinistas poco a poco. Interesante entrevista: http://www.eitb.com/audios/radio/radio-euskadi/programas/boulevard/detalle/408283/dani-alvarez-entrevista-juanito-oiarzabal-confirmarse-muerte-su-companero-tolo-calafat/


Una vez confirmado que la familia de Tolo ya conoce lo ocurrido, es momento de dar la noticia. Que un espectador ajeno a los hechos tuitee desde el campo base no es problema, aunque por la barrera del idioma y la rapidez a veces no atine en sus informaciones exactamente, pero que los medios reproduzcan automáticamente lo escrito, en temas como éste, tiene implicaciones mayores que la mera información. Y una de ellas es la del respeto y la ética. Así se evita que alguien pueda enterarse del fallecimiento de su ser más querido por la prensa.

La familia de Pauner ha recibido una llamada de Carlos desde el campo base.

“He hablado a las 7:40 hora español con Carlos. Acababan de llegar él, Juanito y Horia, al campo base. Muy tristemente, tengo que comunicar el fallecimiento de Tolo Calafat.

La última comunicación con Tolo fue ayer por la tarde a las 8. Entonces, según Carlos, su voz era sólo un hilo de vida. Desde el campo 4 mandaron a un sherpa hacia arriba en su busca, con oxígeno, agua, saco, medicinas...El sherpa ascendió durante 11 horas, sin encontrarlo. Ayer por la tarde noche nevó mucho en la parta alta del Annapurna y el tiempo era horrible. Esta mañana, un helicóptero con un equipo suizo experto en rescate ha podido sobrevolar, con Jorge Egocheaga, la zona donde estaba Tolo, pegados a la montaña, y no han visto absolutamente nada.


Después de mucho rato intentándolo, han bajado al campo 4 y han sacado a Juanito, Carlos y Horia, con cuerdas atados al helicóptero, y los han trasladado así hasta el campo base. Lo primero que ha hecho Carlos ha sido llamar a la familia de Tolo, desolada por la noticia. Carlos, Juanito y Javier están muy afectados.”

 

Así lo ha contado todo el doctor Morandeira esta noche en su blog, desde el campo base del Annapurna: http://red.barrabes.com/grupossm/blogs/post.asp?idPost=2411

"Anoche, ni el súper jefe Jong con todo su poderío económico, su impresionante despliegue económico y humano, y su manifiesta buena voluntad al frente de su gabinete de crisis al completo, pudieron ayudarnos. La bajada del Annapurna se convirtió al final en una retirada descontrolada en la que tras casi 24 horas de esfuerzos interrumpidos a mas de 7.000 metros de altura, cada uno de los participantes no podía hacer mucho más que pelear hasta la extenuación por su propia vida. Uno es ya perro muy viejo y cuando vi que la llegada a la cima se desarrollo entre las 15 y las 16 horas habiendo salido del Campo IV a las 2:00h de ese mismo día, la preocupación empezó a dominarme, muy por encima del sentimiento de alegría que nos producía el ver como TODOS alcanzaban la cima. Demasiado tarde, demasiado lento, demasiado esfuerzo, en una montaña temible en la que los descensos suelen convertirse en épicos. Una montaña que nunca me ha gustado, ni me gusta técnicamente hablando. Un montaño inmenso que obliga a largos rodeos desplazamientos y recorridos. Una montaña que se cae a trazos en medio de un maremagnun de seracs, caídas de rocas y avalanchas sin cuento. Una montaña en la que uno no depende de si mismo, si no de los desatados elementos.

Ayer, la tarde noche fue terrible, mientras poco a poco, los ascensionistas iban llegando destrozados al Campo IV en historias personales de supervivencia increíbles: los Coreanos como Miss Oh, al borde de la extenuación,; los dos rusos con ayuda y edematosos; los demás tocados en mayor o menor grado, menos jorge Egocheaga y martín ramos que parecen de otra galaxia y bajaran hasta el Campo II ayudando a un sherpa con edema cerebral; los nuestros, destrozados. Juanito, Carlos y el sherpa Dawa llegaban a las 24h al límite de sus fuerzas con congelaciones y alteraciones en la visión. Tolo y el sherpa Sonan, los mas jóvenes, no lograban llegar y se vieron forzados a un vivac a 7. 300 metros. Nadie en el campo IV parece estar con fuerzas para ayudarles. Desde el campo Base estamos organizando la operación de rescate y si no salen por sus medios los sacaremos. Quemando todo el enhebro que hay en este monte para ganarnos el favor de los dioses desde luego. Pero los vamos a sacar, a Tolo, su sherpa y a todos los del campo IV.

En eso estamos."


Al parecer, y según informa la familia de Horia, éste se ha empezado a encontrar mal durante la noche, y la evacuación de los 3 alpinistas era muy necesaria. No olvidemos que el Annapurna, aunque un ochomil bajo, no permite aclimatar debido a su idiosincracia.

Descanse en paz.

Fuente: Barrabes